lunes

UN REENCUENTRO




No hay nada más hermoso que encontrar tu rostro escondido entre las huellas de la luna y no estará visible en ninguna de las fases de la luna, no puede porque está esperando un beso, porque necesita de aquellas manos para abrir las palabras, porque las palabras son como regalos, viejas melodias que se acercan por detrás como brizna que golpea suavemente el deseo. No puedes cambiar tu sonrisa y esa es la tristeza que debo borrar en mi regreso a tus brazos, porque estás detenida por esa sensación, atada por todas las esquinas y no puedes ver el árbol milenario donde se esconde el camino de regreso.
Tengo que llegar a tu abrazo, descubrirte por ese lunar que te regale justo al lado del beso, no recuerdo tu rostro pero si tus besos, tus palabras y ese poema que logré escribir en tu espalda. Yo se que no mostrarás el poema ni tus besos para que aprenda a recordarte de otra manera y tienes razón creo que necesitare aquella vieja melodía donde tus ojos se abalanzaban a mis brazos.
Ya estoy a tu lado y no necesite del poema, ni del lunar porque encontré un atajo que no recordaba, esa estrofa que describía tus gestos en mi memoria, la misma que te dejo esperándome aquella noche en la luna. Un abrazo, la más importante de tus bienvenidas, un nuevo beso, no hay palabras, no hay poemas, al menos los que no necesitamos para encender la hoguera y sentarnos.
Ya estamos juntos, ya amanece, ya tu rostro no está escondido en la luna.

1 comentarios:

georgina miguez lima dijo...

Tengo que confesarlo ,no es mi mejor día para leer este poema...acercarse a la poesía de este poeta es un reto a la sensibilidad, a la ternura ,a veces a las lagrimas porque en días de nostalgias y tristezas te sumerges en su mundo, te inunda toda, no puedes escapar, quieres estar dentro, dejarlo en tu memoria, cuando terminas de leerlo sientes el dolor de dejarlo ahí en las frías letras y tú quieres grabarlo en tu corazón dejarlo para siempre en tu memoria… cuando el alma anda errante se acurruca,se esconde en el poema y sientes que te aprisiona , lo lees con lagrimas…cala muy hondo,no puedes huir del embrujo del lenguaje y sus bellas imágenes poeticas.El rostro de la amada está escondido entre las huellas de la Luna, pero no estará visible porque espera por el beso, hermosas evocaciones, las viejas melodías, la sonrisa detenida ,el lunar que el inventó en el lugar del beso.Los recuerdos lo embargan, pero ella no mostrará las huellas del beso, del lunar, del poema para que la recuerde de otra forma .. El encontró un nuevo atajo en la estrofa que la dejó esperándolo en la luna…un nuevo beso, un abrazo bastaran para encender la hoguera, su rostro ya no necesita esconderse en la luna.
La grandeza del poema no sólo está en el uso del lenguaje majestuoso, metafórico, inusual, también en la idea, en el motivo de inspiración, el rostro escondido en la luna… la originalidad y la belleza nos transportan a un mundo de sueños a los sentimientos más sublimes…felicitaciones.

Publicar un comentario