martes

ENCUENTROS Y DESENCUENTROS.




Siempre que descubro tus manos bailando esa música antigua me acerco hasta tu nostalgia para encubrir ese color rojo pálido; que comienza a nacer en tus mejillas, pero cuando vez como el humo se disipa, tu imagen crece ante los ojos de los árboles, ante las raíces, no quieres que te vean, no quieres decir aquellas palabras mágicas que regresarán esos muros disipados, esos quejidos ahuyentadores que te protegen, me dejas llegar, me dejas besar tu inocencia, te abrazas a mí, me devuelves esa sonrisa que doscientos años atrás se me quedó olvidada en tus manos, sales corriendo por aquellas calles donde siempre te escondes, donde nace el húmedo golpetear de los pájaros carpinteros.
Salgo nuevamente en tu búsqueda, quizás si comenzara a cantar aquella antigua melodía sin palabras entonces llegaría más rápido a tu cuerpo, no tendría que retomar tus huellas, no tendría que luchar contra mis ilusiones, no tendría que esconder aquellos harapos que siempre me recuerdan la última noche de amor fuera de tus brazos.
Llego al pueblo, al mismo pueblo donde fue crucificado el último fantasma de la inquisición, donde nadie quiere escuchar los ecos de aquellos pájaros oxidados por la maldición de la bruja, camino despacio por sus calles temiendo por el encuentro con el caballero de las tres monedas, el mismo que protege el castillo donde el eco siempre nos devuelve la palabra, te veo, sentada sobre tu alma, describiendo nuestro último encuentro a las hormigas, me vez, te me abrazas, sonríes y en un beso me descubres que no hay espacio en el tiempo, que no hay un hueco repetido en el camino, que no hay más separación que la que provocamos con nuestros deseos y me quedo abrazado a ti mientras el sol comienza a nacer desde la obligación de sus deseos.

1 comentarios:

georgina miguez lima dijo...

El embrujo del misterio merodea por este relato poetico ,parece un sueno irreal,sin tiempo y sin espacio...el primer encuentro doscientos anos atras, cuando la sonrisa se quedo olvidada en tus manos,no quieres decir las palabras magicas..te escondes en las calles donde se oye el golpetear de los pajaros carpintero.....tal vez el ultimo reecuentro sera en aquel pueblo donde se crucifico al ultimo fantasma....quiere ir a su encuentro lo hara por la antigua cancion sin palabras, llegara al pueblo ,donde no quieren oir las cantos oxidados por la maldicion de la bruja,va con temor, no quiere encontrarse con el caballero de las 3 monedadas que proteje el castillo ,donde el eco devuelve la palabra....al fin el ansiado encuentro... ella esta sentada sobre su alma conversando con las hormigas sobre su su ultimo encuentro,muy linda esta escena por su plasticidad y ternura..."y me quedo abrazado a ti mientras el sol comienza a nacer desde la obligación de sus deseos."
Tienes el don de las mas bellas sorpresas,me encanta este relato de palabras magicas,brujas,caballeros....y encantamientos de amor...saludos

Publicar un comentario