martes

SEREMOS LA NOSTALGIA




La nostalgia está escondida, no aparece entre las tonalidades de ese arcoíris, quién sabe cuál fue el camino que apareció en su recorrido habitual, nadie sabe por qué no apareció la nostalgia esta tarde en ese arcoíris habitual. No debimos romper esa fotografía cubierta de recuerdos, escrita por la conversación y los recuerdos, destinada como contraseña a los mundos paralelos, a esos que solo abren sus puertas a los soñadores, pero los soñadores no son aquellos que solo sueñan cada noche, sino los que sueñan y viven sus sueños al día siguiente. Yo se que no es fácil caminar con el destino a cuesta, seguir las señales de esas palomas, encubrir los grandes besos para evitar que el sonrojo sea el color de las paredes, para evitar que las puertas dejen de abrirse, para sentir toda la magia en esa plaza, la misma donde el trovador se sienta a murmurar cada uno de sus recuerdos.

La nostalgia solo estará visible esta noche, solo hará su acto de presencia para aquellos soñadores que logren encontrar la palabra prohibida, los mismos de siempre, los que buscan en el fondo de su alma y caminan en sentido contrario, los creadores de la palabra. Ahí estarás, levantarás tu protesta contra los creadores de la palabra, porque no existen, la palabra nace del deseo y las buenas costumbres, de la posibilidad de encubrir un gesto desconocido, del aliento de Dios y por supuesto, de nosotros, de nuestros besos, de la necesidad que posees en nombrar cada estremecimiento, de convertir cada susurro en una canción, de atesorar cada mirada sin que nadie pueda acceder a tu baúl, sin que nadie más que yo pueda escribir en tu espalda mi nombre besando al tuyo.

Hay buenas noticias, esta noche seremos la nostalgia y terminaremos la velada con un beso de amor.

1 comentarios:

Encarnacion dijo...

Sencillamente Bellisimo,divinooooooooooooooo.encarnacion.

Publicar un comentario