martes

UN VIEJO POEMA DE AMOR




Me quedaré sentado
justo en mitad de mi próxima palabra
esperaré tranquilamente a que languidezcan
todas aquellas fogatas vespertinas
que se adhieren a la nostalgia
las mismas fogatas donde nacen
los besos con sabor a ternura.

No tomaré el camino
como años anteriores
para perderme entre los arboles
sin saber si acudiste a la cita
porque teníamos una cita
justo en la tarde de las hogueras

Estaré aquí
con todos los poemas que he escrito
para ti en estos años
descubrirás que mi voz
sigue teniendo
el mismo dejo
inolvidable
que ya no soy el mismo
que sigo escribiéndote
que aun me pierdo cuando entro
a las calles más populares
de la ciudad

Amanece sobre la playa
ya no queda más que el recuerdo
humeante de esas hogueras
no llegaste
a lo lejos una paloma triste
se pierde entre los rayos del sol

1 comentarios:

Celeste dijo...

Simple y a la vez de una profundidad que penetra por los poros.
De un lenguaje capaz de despertar las ansias más profundas por expresar amor, ese que trasciende en el tiempo.
Realmente, precioso.

Publicar un comentario