martes

LA CIUDAD




La ciudad
ese espacio consentido
que se abre desde el tiempo
buscando en su prisa
los milagros,
la palabra,
provoca en su resurrección
aquellos destinos que vuelven
como tomados de la mano
que caminan
que permiten el aliento
sobre aquellos besos

Nadie comprende la ciudad
es el caos y la eternidad
porque la eternidad
no tiene tantos años
no necesita de las historias
sino de corazonadas
de esos amantes
que terminan
en la esquina de la tarde
mostrando aquellas caricias
que obligan a la tarde
a desaparecer
justo en el instante del deseo

La ciudad
no sabes cuanto crecen
dentro de su historia
son extrañadas
deseadas
increíblemente coronadas
cuando se vive lejos de ellas
son el paraíso
una casa
un árbol
un simple gesto
convierte su destino
en un símbolo de amor

1 comentarios:

georgina miguez lima dijo...

me gusta esa ciudad consentida que no necesita de historias solo de corazonadas de esos amantes que terminan en la esquina de la tarde mostrando sus caricias y obligandola a desaparecer"justo en el instante del deseo".
me gusta,muy lindo..besos.

Publicar un comentario