domingo

LA ESPERA




Estoy esperando un destino diferente
una voz que silenciosa descubra
que jamás puedo arrepentirme
de aquellas cosas que no he podido
disfrutar, de aquellas cosas
que fueron creadas para recordar
que la vida es un naúfrago
al cual debemos encontrar
para traerlo de regreso al mundo
que debemos quitarle esos harapos
que cubren de nostalgias su cuerpo
para evitar el pánico que florece
luego de caminar por el tiempo
sin esa soledad tan acostumbrada.

Pero no está el camino
porque no ha sido creado aún
aunque nadie lo pueda creer
los destinos son como los huracanes
aparecen en la parte más aburrida
de las ciudades, las arrastran
en su camino de imposibilidades
para luego perderse en la inmensidad
dejando el deseo, las huellas
para la espera, para ese descubrimiento
que está pendiente de ser creado
que nadie puede ver en su escondite
pero que está ahi, aun sin el nombre
para quien será creado,
porque los destinos desaparecen
en su escapada por aquellas luces
que amanecen desde la mañana.

Ahora estoy
como dice mi destino
esperando que seas creada
esperando que aparezca tu primera señal
tu primera voz, tu sonrisa
para ir tras de ti y descubrirte
para traerte a mi realidad
para regalarte la eternidad

2 comentarios:

cinediga dijo...

Julio, me gusto mucho La Espera, sobre todo el final. Creo que todos siempre estamos en espera de algo hermoso en nuestras vidas. Saludos.

georgina miguez lima dijo...

Aunque tú siempre existes,
me niego a despertar sin sueños
donde tanto puedo inventarte
me llega tu imagen
me hace falta creelo,
ya sé que es inventada

Publicar un comentario