sábado

HAY DIAS





Hay días en que busco una huella

perdida entre millones de otras huellas

una imagen de tu rostro quedó

atrapada en esa silueta

en esa despedida aprisionada

por tantos recuerdos cotidianos

y no sé cuál

es el camino más cercano

para llegar a tu rescate

a esa melancolía que se apodera

de la distancia para nombrarme

en cada atardecer, en cada puesta de sol

que la monotonía dibuja al final

de cada camino

porque es grande el mundo

pero es el mismo atardecer

para la mitad de todos

siempre al final del camino

como tu recuerdo

como ese beso que llega

entre carcajadas y caricias

para regresar a ti

desde el tiempo

para reinventarte

para descubrir

que aún sigues siendo

esa huella perdida

porque no logro encontrarte

a pesar de amarte

cada día desde mi alma

Hay días

en que quiero esconderme

para no despertar en tu ausencia

para no gritar desesperado

todo ese amor que no recibes



3 comentarios:

georgina miguez lima dijo...

el poema que nos llega desde un beso lo adivinamos, lo esperamos aunque el viento goloso quiera regateárnoslo… lo apresamos , lo descubrimos porque unos ojos invisibles nos dicen …te amo…y nos lo robamos…sobre todo en esos días en que sentimos perder las huellas y las buscamos en en todo lo que nos rodea , para luego descubrir que se esconden y apretujan en rinconcitos insospechados del alma y una vez ahí ya no hay escape para el final porque hemos encontrado la eternidad, somos soberanos, no importa si una vez no vimos el camino, las huellas están ahí… son las nuestras y nadie podrá arrebatárnoslas .Saludos desde uno de esos días en que preferimos escondernos…

María Emma dijo...

Hay días como éste en el que la inspiración nos huye y las musas se escapan... Hay días que quisiera tener las palabras para expresar lo que un poema como el tuyo dejó en mi pero no puedo. No me alcanzan las letras, se dispersan por el cyberespacio y me dejan así, con esta sensación de vacío por no poder. Sólo puedo decirte gracias por escribir lo que muchos sentimos. ¡Bellisimo!!

ROSARIO GONZÁLEZ VERA dijo...

Triste melancolía lleva el amor, pero vale la pena de todos modos.

Mi abrazo.

Rosario

Publicar un comentario